Mientras avanza en el desarrollo de su moneda digital, el Banco Popular de China (PBoC) se enfrenta al surgimiento de versiones falsas de su monedero. Mu Changchun, director del instituto de investigación de monedas digitales del Banco Popular de China, lo informó durante un foro en la ciudad china de Shanghai.

Changchun explicó que hallaron una versión falsa del monedero, a pesar de que su moneda digital todavía está en fase de pruebas. El hallazgo de la versión fraudulenta del monedero se dio en la ciudad de Shenzhen, precisamente donde se puso a prueba el uso de la moneda entre los ciudadanos, como reseñó recientemente CriptoNoticias.

«Al igual que en la era del papel moneda, el Banco Popular de China todavía se enfrenta al problema de la falsificación y la implementación de medidas en su contra”, agregó citado por un medio local.

Ante los ojos del ejecutivo, la lucha contra la falsificación es muy costosa. Y para reducir esos costos, es responsabilidad de la entidad crear un monedero que sea fácilmente identificable y reconocible por los ciudadanos, expuso Changchun.

Por otra parte, el representante del PBoC expuso que la institución también debe incluir a empresas y otras organizaciones gubernamentales para dar legitimidad al monedero, como parte del combate a las falsificaciones e intentos de estafa.

Sobre el uso del yuan digital, el ejecutivo expuso que el gobierno chino no piensa tomar “medidas administrativas contundentes” para forzar el uso de la moneda. Por el contrario, argumentó que su enfoque será responder a las necesidades del mercado. En consecuencia, el plan sería emitir la moneda en función de su demanda, señaló.

Avances del yuan digital

En los últimos meses, el gobierno chino ha tomado la determinación de acelerar el desarrollo de su moneda digital, en la cual ha estado trabajando durante varios años. Para muchos analistas, actualmente se vive una carrera por la creación de monedas digitales de bancos centrales. Aunque ya han salido al ruedo unas pocas, China estaría ganando esa carrera entre los países potencia.

Precisamente, este año el proceso pasó a una nueva etapa cuando se comenzaron a hacer pruebas del yuan digital en comercios minoristas de diversas regiones del país asiático, como hemos informado en este medio.

Luego, el gobierno anunció que estaría otorgando un total de 10 millones de yuanes digitales entre ciudadanos de Shenzhen para las pruebas de uso en transacciones cotidianas. Esas pruebas mostraron el éxito de la funcionalidad de la moneda, con el gasto de 8,8 millones de esos yuanes en apenas una semana.

Sin embargo, los ciudadanos no quedaron del todo convencidos sobre las ventajas de usar el yuan digital en detrimento de otros métodos de pago populares en el país. A esto se suman las preocupaciones por la privacidad, que aumentaron con los requerimientos de datos de identidad para poder acceder a los fondos de la prueba.



Source link